Robots manipuladores móviles

Los robots manipuladores móviles son plataformas robóticas que integran un brazo robótico pudiendo así llevar a cabo tareas de manipulación de material o piezas en una o múltiples ubicaciones. Además, un robot manipulador puede trabajar durante 24 horas, 7 días a la semana. 

La llegada de la cuarta revolución industrial ha acelerado el proceso de automatización de todos los sectores industriales y las estadísticas muestran un importante crecimiento en el uso de robots manipuladores móviles. 

Los entornos industriales no estructurados suponen un reto para estos robots manipuladores por su naturaleza cambiante y, aunque el state-of-the-art no ha alcanzado su punto máximo, ya podemos encontrar robots manipuladores como el RB-KAIROS+ ejecutando de forma eficaz aplicaciones de manipulación autónoma de materiales como Pick & Place, Fetch & Carry, Machine Tending, inspección y verificación u operaciones con piezas de gran tamaño.

Robotnik es pionera en el desarrollo y fabricación de robots manipuladores móviles autónomos capacitados para trabajar en entornos colaborativos, compartiendo de forma segura el espacio con humanos. 

¿Qué es un robot manipulador móvil?

Un robot manipulador móvil es la evolución natural surgida de la unión de un brazo manipulador robótico y una plataforma móvil. El resultado final, el manipulador móvil, aúna la precisión,  la destreza y la flexibilidad de uno, y la autonomía y movilidad de la otra.

Los brazos industriales tradicionales trabajan en un espacio fijo y estático, mientras que un robot manipulador móvil permite ampliar las funciones del brazo, mejorando así la capacidad operativa y aumentando el retorno de la inversión.

Estos robots manipuladores móviles cuentan con diferentes capacidades de carga, distancia de alcance del brazo, grados de libertad, velocidad y tiempo de autonomía. El RB-KAIROS+ de Robotnik tiene una capacidad de carga de 12,5 kg en el brazo y hasta 250 en la plataforma, velocidad de 1’5 m/segundo, una distancia de alcance del brazo de 1.300 mm y una autonomía de hasta 12 horas, dependiendo de la aplicación. 

Un gran porcentaje de manipuladores móviles se comercializan para tareas logísticas pero su uso se va extendiendo hacia más sectores industriales como la inspección, agricultura, defensa o el sector sanitario, entre otros.    

Ventajas del uso de robots manipuladores móviles

Las tareas de Pick & Place suelen ser las peor valoradas por los trabajadores de un entorno logístico, por lo repetitivas y tediosas que resultan. En cambio, son inevitables en un entorno de fabricación. Los robots manipuladores son una gran herramienta para automatizar estas tareas y agilizar el proceso de producción, evitando a las personas la sobrecarga que suponen.

Además de la simplificación de procesos, estas son las 5 principales ventajas de los robots manipuladores móviles: 

Optimización de los recursos

Reducción de costes económicos

Disminución de tiempos improductivos

Posibilidad de operar en cualquier localización

Ritmo de trabajo constante y preciso

Tecnología de los robots manipuladores móviles

La manipulación autónoma de materiales requiere de sistemas de robótica avanzada con capacidad para entender, procesar y responder órdenes. Tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Internet de las cosas (IoT), la realidad virtual o el Big Data aportan al manipulador móvil capacidad para tareas de manipulación autónoma precisas y seguras. 

Los manipuladores móviles son sistemas de robótica avanzada que, gracias a la disponibilidad de una gran variedad de equipos, herramientas y efectores finales, pueden realizar desde tareas de manipulación sencillas hasta aplicaciones complejas, por ejemplo de inspección, u otras más específicas como atornillado o lijado. El propio equipo tiene la potencia suficiente para desarrollar tareas de inspección e identificación del entorno para la detección y localización de los elementos a manipular.

Por ejemplo, tareas donde la propia aplicación puede suponer algún peligro para el operario: operaciones de lijado con pequeñas partículas en suspensión, transporte continuo de cargas pesadas o manipulación de elementos peligrosos.

¿Sabías que en tareas sobre piezas de grandes dimensiones, un único manipulador móvil podría permitir realizar toda la aplicación, reduciendo enormemente el tiempo y los costes de instalación?

Para un robot manipulador es especialmente importante contar con una gran precisión. La utilización de dispositivos LiDAR y técnicas SLAM para la navegación, proporcionan una precisión de la plataforma móvil de entre 5 y 10 cm. Con sistemas de referenciación específicos como los de visión, se puede alcanzar una precisión de posicionamiento de hasta 1 mm. También existe la posibilidad de implementar sistemas de referencia en brazo para detectar la zona de trabajo y ajustar las posiciones del manipulador durante la propia operación de manipulación como, por ejemplo, sistemas de visión.

Por otro lado, los sistemas de movimiento omnidireccional disponibles en las plataformas de Robotnik ofrecen una gran libertad de movimiento; aspecto especialmente útil para los espacios reducidos como pasillos o zonas confinadas.  

Otro avance tecnológico que mejora el desarrollo de aplicaciones son las herramientas de simulación, reduciendo el tiempo de implementación y el impacto sobre la producción.

Los robots manipuladores móviles transforman la forma en que las empresas afrontan los retos operativos. La sinergia creada entre la interacción del brazo y la navegación de la plataforma, supone una nueva forma inteligente y más eficaz de rentabilizar los procesos. 

Ahora las industrias tienen la posibilidad de establecer ecosistemas de trabajo cada vez más rentables y seguros para los humanos. 

¿Tienes dudas?

El equipo Robotnik te atiende