robots in logistics

RB-VOGUI, robot colaborativo para el transporte en exteriores en la industria

El centro tecnológico Eurecat y la empresa Robotnik han  desarrollado un robot terrestre altamente modular, autónomo y colaborativo pensado para el  transporte autónomo de materiales en los sectores de la industria y de la construcción, cuyo  diseño aporta un esquema avanzado de colaboración humano-robot. 

Desarrollado dentro del proyecto europeo COBOLLEAGUE, el robot está enfocado a la navegación  autónoma en entornos industriales exteriores, que se caracterizan por ser terrenos irregulares y  por tener una gran variedad de obstáculos estáticos y dinámicos. 

Se trata de una base móvil modular todoterreno de alta movilidad diseñada para el transporte de  cargas de hasta 200 Kg. Su diseño incluye recursos que permiten el seguimiento de personas, la  detección de gestos y el control basado en la voz.

El robot es capaz de generar un mapa de su entorno y localizarse y navegar en él de forma fiable  y segura, siendo capaz de realizar tareas de transporte entre plantas o tareas de transporte de  última milla. Además, este mapa sirve para identificar todos los obstáculos, así como posibles  acantilados y huecos por donde puede caer el robot o recopilar datos en entornos de la  construcción que luego se pueden usar junto con el sistema de modelado de información para la  edificación BIM (Building Information Modeling). 

Según Roberto Guzmán, CEO de Robotnik, “el proyecto COBOLLEAGUE pone de manifiesto, una  vez más, la utilidad de la robótica móvil para aplicaciones en las que se realizan tareas repetitivas,  en este caso, automatizando el transporte exterior en industria y construcción. Nuestra experiencia  de casi 20 años en robótica de servicio nos permite adaptar nuestros robots de propósito general  a diferentes verticales, pudiendo aportar soluciones móviles en una gran variedad de aplicaciones  y sectores”.  

En palabras del director de la Unidad de Robótica y Automatización de Eurecat, Daniel Serrano,  “tras más de una década de I+D en localización y navegación autónoma, en este proyecto hemos  logrado desarrollar una localización y mapeado en 3D que aprovecha el modelo del edificio extraído  directamente de BIM. Este proyecto demuestra el potencial de la aplicación de robots de servicios  en el sector de la construcción donde hay recorrido de futuro”. 

Dentro del proyecto, Robotnik ha sido responsable de la provisión de la solución mecatrónica y  del desarrollo del diseño conceptual, la seguridad y los factores humanos, así como de la  validación de casos de negocios y el compromiso industrial. Se ha desarrollado una nueva  configuración cinemática que dota de mayor movilidad a un chasis del robot RB-VOGUI y le  permite realizar tareas de transporte autónomo en entornos urbanos o en entornos poco  estructurados con terrenos difíciles. Se ha desarrollado un sistema de localización y navegación  láser 3D que ha demostrado funcionar de forma sólida, tanto en interiores como en exteriores.

robot móvil

Por su parte, Eurecat se ha encargado de desarrollar una interfaz basada en BIM (Building  Information Model) que procesa la información del edificio en 3D, añadiendo datos estructurales  a un sistema de localización y mapeo simultáneo (SLAM, por sus siglas en inglés), utilizado por  un robot móvil. Esto permite al robot acceder a un mapa 3D del modelo de referencia y determinar  su propia localización en el entorno de construcción, ahorrando tiempo y pudiendo realizar la  navegación autónoma a un destino, sin tener que haber explorado previamente el mapa. 

Además, la implementación de Eurecat permite realizar un seguimiento del estado de la  construcción y marcar las actualizaciones del modelo de referencia, una característica relevante  para la industria de la construcción. Eurecat también proporciona la integración de una interfaz  trabajador-robot multimodal, lo que permite que el robot siga a los trabajadores de forma  totalmente segura. 

COBOLLEAGUE ha sido apoyado por el proyecto ESMERA (European SMEs Robotics  Applications), en su convocatoria de soluciones robóticas a desafíos industriales. ESMERA es un  consorcio formado por cuatro centros tecnológicos (el Laboratorio para sistemas de fabricación  y automatización de la Universidad de Patras; el Commissariat à l’Énergie Atomique et aux  Énergies Alternatives; y la Fundación Tekniker y Technische Universität München), y tres partners  industriales (Blue Ocean Robotics; COMAU; y R.U. Robots). 

Vídeo demostrativo aquí.


Industry 4.0

Robots móviles en la Industria 4.0: automatización y flexibilidad

La Industria 4.0, también conocida como Industria Conectada, es aquella que ha consolidado el uso de la conectividad y la robótica colaborativa en los procesos industriales, creando espacios de trabajo en los que humanos y robots pueden trabajar juntos de manera segura, además de compartir información para optimizar los procesos, obteniendo así mejores resultados.

El uso de robots móviles y manipuladores móviles promueve la automatización industrial flexible y autónoma necesaria para crear Smart Factories, donde el mayor activo es el intercambio de información gracias a la integración de las últimas tecnologías inteligentes en la robótica, como el Internet de las cosas, Inteligencia artificial o Big Data.

Esto posibilita utilizar robots móviles inteligentes, autónomos y colaborativos que permiten la creación de procesos industriales más eficientes, con un mejor uso de los recursos, lo que se traduce en una mayor productividad en general.

Industria 4.0 y la era de la robótica móvil

La combinación de las TIC y las tecnologías inteligentes ha marcado el comienzo de una era en el sector de la robótica móvil, sumando características y funcionalidades a las distintas aplicaciones industriales, adaptándose a los diferentes entornos de trabajo.

La robótica móvil colaborativa, como demuestran los desarrollos de Robotnik, puede ayudar en la ejecución de procesos repetitivos, adaptando los movimientos de los robots a la información que reciben, procesan y comparten, gracias a las últimas tecnologías.

Esto ha provocado cambios muy significativos, por ejemplo, en la aplicación de la robótica y la manipulación móvil para tareas logísticas de pick & place o para aplicaciones industriales como alimentación de piezas, metrología, control de calidad, operaciones con piezas grandes o embalajes, limpieza, pulido, atornillado o perforación, donde la repetibilidad y uniformidad de las acciones son claves para ahorrar costes y agilizar los procesos.

¿Qué características permiten que la robótica móvil colaborativa cree fábricas inteligentes?

Automatización inteligente

Esto significa que un robot móvil no solo es capaz de realizar una tarea sin intervención humana, sino que también es capaz de autogestionarse y tomar decisiones, gracias a su capacidad para acceder, generar y procesar información.

Esto quiere decir que más allá de su programación inicial, este tipo de robots puede decidir cosas como cambiar su recorrido o adaptar sus movimientos, por ejemplo. La acumulación de datos le hace tener capacidad para, ante un imprevisto (un obstáculo dinámico, inesperado, por ejemplo) decidir actuar de manera inteligente y diferente a cómo había sido programado.

Conectividad

Esto es lo que hace posible una comunicación máquina a máquina (M2M): la creación de sistemas descentralizados y la posibilidad de que los robots interactúen con los humanos a través de interfaces integradas que simplifican el trabajo colaborativo.

Esto también permite la colaboración con otros elementos integrados en las plataformas móviles, como sistemas de visión artificial o brazos robóticos.

Flexibilidad

Se trata de la capacidad de adaptación de la que disponen los robots móviles y los manipuladores móviles, para modificar su forma de trabajar, según las exigencias de la línea de producción, o los cambios en el entorno de trabajo.

Ejecutar diferentes tareas, adaptar su velocidad, crear rutas alternativas o cambiar de sección en tiempo real están dentro de las capacidades de un robot móvil con navegación inteligente.

Dentro de esta capacidad de adaptación, Robotnik ha dado un paso más con la creación de manipuladores móviles que aportan movilidad a los brazos colaborativos, con una sencilla integración plug and play.

.

Contribuciones de Robotnik a la evolución de la Industria 4.0

Robotnik es experto en el diseño, fabricación y comercialización de robots y manipuladores móviles, perfectamente preparados para que cualquier industria pueda adaptarlos a sus propias necesidades, por pequeña que sea.

 

Su estrecha colaboración con diferentes tipos de industrias y sectores ha hecho posible que Robotnik desarrolle nuevas soluciones a medida, ampliando el número de aplicaciones industriales con robots móviles.

  • Entre los desarrollos más destacados, están su Sistema de Gestión de Flotas (FMS) propio, que coordina el funcionamiento de todos robots que trabajan en una misma empresa, compartiendo recursos y creando procesos más eficientes.
  • La integración de las últimas tecnologías inteligentes ha permitido dotar a los robots móviles de nuevas funcionalidades que pueden mejorar el trabajo colaborativo. Es el caso del control por voz, el seguimiento de personas o el acoplamiento autónomo a otras máquinas.
  • Por su parte, la Interfaz de Usuario Avanzada (HMI) permite generar mapas y definir localización (waypoints) y rutas de forma sencilla e interactiva. Es una herramienta muy útil para el cliente / usuario ya que le permite controlar las operaciones de mapeo, localización y navegación directamente desde cualquier dispositivo conectado a la red del robot.
  • Por último, Robotnik ocupa una posición de liderazgo en la manipulación móvil colaborativa, enfocada a todo tipo de aplicaciones industriales. Es el caso del innovador RB-KAIROS+, una plataforma robótica con cinemática omnidireccional preparada para la integración de los brazos Universal Robots e-Series. Gracias a ello, estos brazos, logran ampliar su área de trabajo de forma ilimitada ya que el manipulador móvil colaborativo puede trabajar en diferentes ubicaciones. En este sentido, incrementa las posibilidades del propio brazo y es un gran complemento para los usuarios actuales de los brazos de UR.

Es este continuo proceso de investigación y desarrollo es el que ha permitido que la robótica comience a asumir nuevas tareas en diferentes campos y sectores.


Robotnik y las distintas tecnologías españolas en la lucha contra el COVID-19

El periódico El Mundo acaba de publicar un artículo donde se recogen las distintas tecnologías desarrolladas por empresas españolas en la lucha contra el COVID-19. Entre ellas se encuentran los robots móviles de Robotnik que, entre otras cosas, ayudan a mantener la tan necesaria distancia de seguridad entre el personal sanitario y los propios pacientes. Se trata de robots móviles colaborativos que transportan comida o medicamentos, llevan implementados módulos de telemedicina o para desinfección. Las posibilidades son muy amplias.

Si quieres ampliar esta información, consulta el artículo completo aquí.

 


robots in healthcare industry

La importancia de la robótica colaborativa en la lucha contra el COVID-19

La robótica se ha erigido como una de las tecnologías que más está contribuyendo a la lucha contra el COVID-19, aportando numerosas soluciones a las necesidades que ha planteado la pandemia. De este modo, también, ha contribuido a dinamizar la economía, que se ha visto gravemente mermada con la situación sanitaria que estamos viviendo a nivel mundial. En realidad, era esperable que se pusiera de manifiesto la importancia de la robótica y que ésta jugara un papel destacado en estos momentos puesto que ya lo tiene en la actual industria 4.0, junto con otras tecnologías como la Inteligencia Artificial, el blockchain o la ciberseguridad, entre otros. Son numerosas las aplicaciones en las que ya está presente la robótica colaborativa, algo que debía tener su reflejo en estos momentos de crisis.

¿Por qué es la robótica es clave en estos momentos?

En el combate que se está librando contra el virus, una de las medidas que se ha demostrado que funciona para evitar el contagio es mantener la distancia de seguridad entre personas. Y aquí la robótica colaborativa tiene mucho que decir.

  • Transporte de comida.
  • Transporte de medicamentos.
  • Trasladar material de lavandería.
  • Tareas de desinfección.
  • Telemedicina.

De esta forma, se evita tanto la relación física entre el personal sanitario como con pacientes y personal en general que transite por el hospital. Todas estas tareas son las habituales cuando hablamos de robótica móvil colaborativa (este último concepto, colaborativo/a significa que los robots, gracias a la sensorización que llevan integrada, pueden trabajar con seguridad en entornos donde haya personas).

Ya en 2008, Robotnik detectó la importancia de la robótica en este sector y puso en marcha en varios hospitales sus robots AGVS, que servían precisamente para que, de manera autónoma, transportaran diferentes mercancías por el hospital. Eso permitía automatizar una actividad repetitiva y tediosa, a la vez que evitaba que los realizara una persona, quien podía destinar su tiempo a realizar tareas de mayor valor añadido. realizar tareas de mayor valor añadido.

Proyectos actuales de Robotnik

La misma idea de mantenimiento de la distancia de seguridad entre personas está en la base del proyecto RADERPAC (Robot Modular para Servicio Intensivo Intra-hospitalario) que, actualmente, está desarrollando Robotnik y que cuenta con la financiación de la Generalitat Valenciana (España). Se trata del desarrollo de un robot modular diseñado para trabajar en hospitales y que permite montar un módulo para la desinfección y fumigación de todas las zonas del centro que lo requieran, algo fundamental en el combate contra el COVID-19. Este mismo robot móvil servirá de base para otros propósitos sanitarios como telemedicina, telepresencia o el transporte de cargas anteriormente citado.

Robotnik posee amplia experiencia en el desarrollo y suministro de este tipo de robots, cuya utilización va más allá del entorno sanitario, llegando también a usarse en ámbitos de contaminación nuclear, radiológica, química y biológica.

Como ya hemos mencionado, esta tecnología puede aplicarse de forma casi inmediata en muchos ámbitos, usando a los robots como primera barrera de separación frente al virus y ayudando así a la protección del personal laboral y de los propios pacientes.

Otros de los proyectos en los que se encuentra ahora mismo embarcado Robotnik es ENDORSE, que se enmarca en el programa H2020 de la Unión Europea. Este proyecto de I+D se basa en desarrollar aplicaciones de logística y de diagnóstico para hospitales. En él, se realizarán distintos desarrollos que serán aplicados para para automatizar diversas tareas dentro de un hospital, desde el reparto de medicamentos y materiales hasta la monitorización del estado de salud de pacientes. Todas ellas encaminadas a disminuir el contacto entre personas.

Son muchas las aplicaciones que se están llevando a cabo y que ponen de relieve la importancia de la robótica en el momento actual. A las ya citadas, se le pueden sumar las siguientes:

  • Brazos robóticos colaborativos (cobots) como herramienta de trabajo de fisioterapeutas. Estos servirían para interactuar con el paciente sin tener que tocarlo físicamente.
  • Robots para la realización de forma automática de las pruebas/test de COVID-19.
  • Robots para el procesamiento de dichos tests de manera rápida y eficiente. Algo en lo que, por ejemplo, está trabajando el Flemish Institute of Biotechnology (Vrije Universiteit Brussel).
  • Robots para fabricar las tan necesitadas mascarillas. En España, gracias a esta ayuda por parte de algunas grandes empresas se ha podido incrementar el número de mascarillas que necesitaba especialmente el personal sanitario.

Robots de telepresencia. Basado en nuestro Summit-XL Steel, encontramos un robot que utiliza los últimos avances en inteligencia artificial, señalización digital y análisis de vídeo y que realiza tareas como analizar la cantidad de visitantes, edad y género de los mismos.

En el ámbito de la telepresencia hay llamativas propuestas y que ponen de relevancia, una vez más, la importancia de la robótica. Es el caso de robots cuadrúpedos que, en principio, estaban pensados para tareas de rescate y transporte y que han acabado sirviendo como herramienta médica para comprobar el estado de los pacientes sin necesidad de presencia física por parte del médico, únicamente usando la tablet que incorpora el robot.

Este mismo robot se ha utilizado en Singapur para, haciendo uso de unos altavoces, lanzar mensajes a la población recordándoles la importancia de permanecer al menos a 2 metros de distancia.

La pandemia que actualmente vivimos y que afecta a todo mundo, ha obligado a redoblar los esfuerzos en todos los ámbitos. La robótica no podía quedar al margen de ello. El pasado 4 de mayo, la Comisión europea lanzaba la iniciativa Coronavirus Global Response y movilizaba un total de 1.400 millones de euros para luchar contra el virus. El 20 de mayo movilizaba otros 122 millones de euros a fin de apoyar una serie de acciones de I+D para combatir el COVID-19. Este marco de acciones se pone de manifiesto la importancia de la robótica, la cual seguirá vigente una vez avancemos y nos situemos en el futuro que nos deje el COVID-19.

Si te interesa la robótica móvil colaborativa, ¡no olvides suscribirte a nuestro blog!


La Organización de Logística UNO comparte nuestras soluciones de robótica

UNO logística, Organización Empresarial de Logística y Transporte, nos dedica un artículo completo en el que analiza las distintas soluciones industriales de nuestra empresa para la industria logística. Robotnik lleva desarrollando robótica móvil para distintos sectores industriales desde su origen, con especial dedicación al transporte de mercancías y manipulación móvil industrial desde 2008, cuando empezamos a implementar en hospitales nuestros robots y nuestro Sistema de Gestión de Flota (SGF).

¿Te gustaría leer el artículo completo? Te lo dejamos aquí.


Soluciones de robótica colaborativa para combatir la crisis sanitaria del COVID-19

La actual crisis sanitaria ha provocado la instauración de diferentes medidas de prevención, entre las que se encuentra establecer la distancia de seguridad entre personas. Es en este contexto en el que se enmarca el artículo publicado por El Mercantil, que pone de manifiesto cómo la robótica tendrá un papel aún más importante tras el COVID-19. Además de ayudar a optimizar procesos industriales, la robótica móvil colaborativa puede realizar determinadas tareas en el ámbito logístico o sanitario que facilitarán ese distanciamiento social. Es el caso de los robots que trasladan materiales en centros sanitarios, por ejemplo, ofreciendo una herramienta de intermediación entre el personal sanitario.

Si quieres saber más, te dejamos aquí el artículo.

 

 

 

 


Robotnik pone su tecnología al servicio de la crisis sanitaria del COVID-19

En la actual crisis mundial provocada por el COVID-19, y previsiblemente en otras futuras de características similares a las que nos podamos enfrentar, el personal sanitario y no sanitario está expuesto al contacto directo con pacientes infectados. El virus COVID-19 ha demostrado tener una capacidad de infección más de 3 veces mayor a la gripe española de 1918. Pese a las medidas de seguridad, solo en España más del 13% del personal sanitario se ha infectado en esta primera oleada de la pandemia.

En este contexto, la utilización de sistemas robotizados permite reducir el contacto de este personal con los pacientes o, también, que el personal no sanitario, se mantenga alejado de las zonas de riesgo para desarrollar sus servicios. Los robots pueden ayudar a automatizar muchas de las tareas que se realizan a diario en un hospital: limpieza, desinfección, comunicación con el paciente, transporte de comida, transporte de pacientes, telemedicina (medidas de temperatura, media de presión sanguínea, oximetría, etc.) así como otras tantas, lo que reduce notablemente el riesgo de todo el personal.

Robotnik posee amplia experiencia en el desarrollo y suministro de robots para logística, así como robots modulares con capacidad de montar diferentes "payloads" o módulos para su utilización en entornos de contaminación nuclear, radiológica, química y biológica. Esta tecnología puede ser de aplicación de forma casi inmediata para muchas de las aplicaciones ya mencionadas, usando a los robots como primera barrera de separación frente al virus y ayudando así a la protección del personal laboral.

En el caso concreto del módulo de telemedicina, Robotnik está participando en el proyecto Europeo ENDORSE. En este proyecto se pretende validar la integración de un módulo de diagnóstico electrónico (equipado con sensores no invasivos) en un robot móvil de Robotnik, de manera que pueda servir como interfaz directa para la obtención del estado de un paciente de manera remota.

La lucha contra el COVID-19 es una lucha global y ayudar a combatir esta pandemia debe ser un compromiso conjunto de todos los agentes sociales, quienes tienen que realizar su contribución en las distintas áreas en la medidas de sus posibilidades.


ID Logistics apuesta por la robótica móvil colaborativa de la mano de Robotnik

El modelo SUMMIT-XL STEEL trabaja en las instalaciones de la empresa de logística facilitando las tareas de los operarios.

Robotnik ha colaborado con ID Logistics en la puesta en marcha en sus instalaciones de robótica colaborativa, concretamente el modelo SUMMIT-XL STEEL de Robotnik.

El objetivo es la automatización del transporte de materiales en sus procesos de "picking" y preparación de pedidos en el sector del e-commerce. La aplicación incluye el transporte autónomo desde el punto de recogida de artículos hasta la zona de preparación y envíos, así como un modo de seguimiento en el que el Robot Móvil Colaborativo (RMC) sigue al operario mientras realiza la recogida. Una vez completado, el robot vuelve a la zona de descarga de forma autónoma.

El Robot Móvil Colaborativo automatiza una tarea que resulta repetitiva y tediosa, lo que finalmente redunda en una optimización de los procesos de trabajo y, por tanto, un mejor resultado. Gracias a la interfaz de usuario, desarrollada por Robotnik, el operario puede interactuar con el robot de manera muy sencilla a través de una pantalla táctil.

SUMMIT-XL STEEL cuenta con un diseño robusto que le permite soportar cargas de hasta 250 kg. Para aplicaciones industriales de transporte de mercancías en entornos de interior, como almacenes o fábricas, Robotnik ofrece una solución que incluye la propia flota de robots, el Sistema de Gestión de Flotas y la interfaz de usuario (HMI). Todo ello permite al cliente final el control de sus robots colaborativos de una manera muy sencilla, rápida y efectiva.

Los Robots Móviles Colaborativos de Robotnik, que trabajan conjuntamente con personas con total seguridad en entornos laborales, permiten una puesta en marcha rápida y flexible ya que se usan navegación libre a través de los láseres de seguridad que incorpora, por lo que no es necesario la instalación de elementos físicos externos (balizas, cintas magnéticas, etc.).


¿Qué es SWARM Logistics Assistant?

SWARM Logistics Assistant surge del proyecto H2020 CPSwarm donde Robotnik participa aportando su conocimiento en el desarrollo de sistemas ciber-físicos o CPS (Cyber Phisical Systems). Robotnik tiene amplia experiencia en ROS, software que utilizan todos sus robots, así como en el software para la simulación. El proyecto cuenta con varias plataformas de Robotnik, las cuales trabajan de forma conjunta ayudando a los operarios en las tareas pesadas y repetitivas que se viven diariamente en un almacén.

Almacén con plataformas móviles robóticas

En paralelo a las tareas de asistencia, los robots realizan un escaneo del área de trabajo del almacén que sirve para actualizar la base de datos (por ejemplo, un mapa) en tiempo real.

Así mismo, los robots también recopilan información adicional relativa a aspectos comos la temperatura ambiente, la presencia de seres humanos, la detección de obstáculos en el camino, etc.

En el siguiente vídeo se puede ver la viabilidad y efectividad del proyecto:

 

 


Manipuladores móviles para la industria: el futuro ya está aquí

La industria 4.0 ha abierto el camino a múltiples formas de automatización que tienen como objetivo mejorar la productividad y optimizar los procesos de trabajo.

Hay muchas empresas, de diferentes tamaños, que ya cuentan con diferentes robots colaborativos. Robots colaborativos son aquellos que están diseñados para compartir con personas con total seguridad un entorno de trabajo . En la industria, los manipuladores móviles (consistente en un brazo robotizado montado sobre un robot móvil) son el siguiente paso después de los brazos colaborativos (cobots) y los robots móviles colaborativos (RMC).

Para adaptarse a un entorno industrial, un manipulador móvil debe cumplir con varias características:

  • Ser capaz de trabajar con personas de forma segura.
  • Ser autónomo.
  • Fácil de configurar e instalar.
  • Trabajar cumpliendo con las exigencias propias de la industria (precisión, eficacia, etc).

 En el campo industrial, los manipuladores móviles autónomos pueden realizar tareas repetitivas o pesadas, como manipular, recoger y transportar mercancías, entre otras.

Robotnik es actualmente referente en Europa en materia de robótica móvilLa solución para logística de Robotnik integra robots, sistemas de localizacióninterfaz de usuario (HMI) y Sistema de Control de Flota (SGF).

Robotnik tiene una gran experiencia en manipulación móvil y mantiene relaciones comerciales con compañías como Universal Robots, Schunk, Kinova o Barrett Technology. Su portfolio incluye robots como el RB-1, XL-GEN o RB-Kairos. Este último, RB-Kairos integra un brazo UR5 de Universal Robots, uno de los brazos más implantado en la industria en todo el mundo.