Entrevista a Roberto Guzmán, fundador y CEO de Robotnik

La Asociación Española de Robótica y Automatización - AER, publica este mes una interesante entrevista al CEO de Robotnik, Roberto Guzmán, en la que habla de presente y futuro de la empresa, del sector de la robótica en general y de tendencias tecnológicas como la Inteligencia Artificial.

Roberto Guzmán es Ingeniero en Informática por la Universidad Politécnica de Valencia, donde también realizó un MSc CAD/CAM/CAE. Además de haber trabajado como investigador en universidades de España y Alemania, cuenta con experiencia como Research & Development Director, previa a la fundación de Robotnik. En 2002 la compañía nace en Valencia, donde conserva su sede central. También está presente en Corea, Japón, Estados Unidos, Francia, Alemania o Italia, entre otros muchos países.


AER- Robotnik cumple 20 años en un momento de consolidación como referente en robótica móvil a nivel mundial y líder en Europa. Como fundador y CEO, ¿qué reflexión harías de este momento?

RG- La robótica de servicio ha sido un mercado principalmente de early adopters casi hasta nuestros días y las previsiones de crecimiento son muy grandes en diferentes segmentos. Esto es visible a nivel mundial, por lo que hay que considerar las oportunidades con cierto cuidado. La cantidad de capital que ha entrado en los últimos años ha superado todas nuestras expectativas y pensamos que el futuro próximo va a estar marcado por el impacto de todas esas inversiones.

Europa tiene una posición de ventaja en robótica de servicio, tiene el mayor número de empresas y es pionera en muchas aplicaciones. Sin embargo, la inversión en Europa está siendo inferior a la de Asia o América. Europa debe reaccionar si quiere mantener una posición en este mercado.

AER- Una de las tendencias más potentes en la actualidad es el uso de robots para tareas de inspección y mantenimiento, un adelanto que influye directa y positivamente en el ámbito de los riesgos laborales. ¿Qué futuro podemos esperar para los robots colaborativos?

RG-Las estadísticas de la IFR indican que este segmento creció el 35% en 2021 y se espera un crecimiento del 45% entre 2021 y 2022. El número de robots es bajo si se compara con transporte, limpieza o robots para hospitales, pero la previsión es buena y podemos esperar un futuro de crecimiento en los próximos años. Ahora mismo el mercado es más de inspección que de mantenimiento, pero esto cambiará con la progresiva introducción de manipuladores móviles.

"Europa tiene una posición de ventaja en robótica de servicio, tiene el mayor número de empresas y es pionera en muchas aplicaciones. Sin embargo, la inversión en Europa está siendo inferior a la de Asia o América. Europa debe reaccionar si quiere mantener una posición en este mercado."

AER- En el nuevo paradigma tecnológico, Robotnik apuesta por el 5G con su proyecto 5G-ERA, llamado a alcanzar una mayor autonomía del equipo con el usuario como centro. ¿Qué otros beneficios directos se conseguirían con este avance? ¿Cuáles son los retos de este programa?

RG-La tecnología 5G tiene un gran potencial para incrementar la autonomía de un robot, ya que permite descargar computación en la nube y, por lo tanto, usar recursos en remoto que pueden compartirse entre diferentes robots. ¿Y por qué esto incrementa la autonomía del robot? Porque la integración de funciones ocurre de una forma estándar y distribuida. El robot, para tener una nueva capacidad, como por ejemplo entender el lenguaje hablado o encontrar objetos en una tolva (bin picking), ya no tiene que integrar hardware con firmware específico, ya que estas funciones las proporcionan servicios en la nube. La posibilidad de integrar fácilmente nuevas funciones de IA o ML incrementará de forma sustancial la autonomía del robot y, además, reducirá sus necesidades de computación a nivel local.

El proyecto aborda diferentes retos como la integración de procesos en OSM (Open Source MANO), la realización de un paradigma de red basado en la intención, la creación de servicios de red nativos en la nube de forma que las aplicaciones robóticas puedan explotar las infraestructuras NFV/SDN o la accesibilidad de instalaciones de experimentación en robótica a terceros a través de APIs estándar sobre ROS.

AER- Los robots móviles son una tendencia al alza, que seguirá creciendo en los próximos años como predice el informe World Robotics 2021. Dentro de este grupo, encontramos AGV y AMR, diferenciados principalmente por su nivel de independencia. ¿Hacia qué tipo de robótica móvil se inclinará el mercado?

RG-Los robots móviles (AGVs) están presentes en la industria desde los años 70. En 2021 se vendieron por primera vez más AMRs que AGVs. En el futuro la tendencia será seguro continuar avanzando en la dirección de mayores niveles de autonomía, flexibilidad y modularidad. Pasaremos seguramente del AMR actual al AMR conectado, todos los sistemas tendrán mejor conectividad y la extensión de capacidades ocurrirá en gran medida gracias a servicios y software en la nube.

"La robótica colaborativa se presenta como una solución para cualquier actividad repetitiva y tediosa. Aquellas acciones mecánicas (inspección de cultivos, recolección, fumigación, etc.) acabarán siendo realizadas por un robot o manipulador móvil"

AER-En Robotnik también preocupa el medio ambiente, como demuestra el Proyecto AUDERE, basado en la recogida de residuos sólidos urbanos mediante un sistema inteligente. ¿Puede cambiar esta investigación el rumbo de las Smart Cities?

RG-El proyecto AUDERE se centra en la utilización de un robot móvil autónomo que puede realizar tanto la recogida autónoma de residuos como el reparto de paquetería de última milla en zonas residenciales. La automatización de estos dos procesos, más que un cambio de rumbo, es una tendencia en las Smart Cities. Por ejemplo, en última milla hay numerosos productos en desarrollo de la mano de empresas como Nuro, Starship, Amazon, JD o Delivers.ai.

AER- Medicina, seguridad fronteriza, construcción, sostenibilidad…Robotnik divide su actividad en diferentes ámbitos. ¿Qué sector explotará en mayor medida el avance en robótica móvil?

RG-Es cierto que se están realizando avances en prácticamente todos los sectores, pero, por nuestra parte, ahora mismo estamos centrados en dos verticales industriales: logística e inspección. En ambos casos, la robótica móvil se ha revelado como una excelente herramienta de trabajo para automatizar procesos. Lo que dicen los análisis de mercado es que el sector que mejor está explotando los avances en robótica móvil y mejor los va a explotar en los próximos años es el de la logística.

AER- ¿Se ha consolidado la Inteligencia Artificial aplicada a la robótica móvil?

RG-Se puede decir que no se ha consolidado y que seguramente será el motor de la próxima revolución. La IA es una de las tecnologías que más impulso supondrá para la robótica móvil. Cuando un robot integra algoritmos de IA no necesita recibir órdenes detalladas para ejecutar una acción o tomar una decisión, sino que es capaz de trabajar por sí mismo tras haber superado una fase de ‘entrenamiento’ o ensayo-error.

La mayoría de los robots no son inteligentes, pero en 2022 las empresas ya no solo buscan automatizar ciertos procesos, sino que apuestan por la automatización inteligente. En muchos casos ya no basta con un robot capaz de transportar peso, ya que hay una clara tendencia hacia robots móviles y autónomos capaces de recopilar, procesar y gestionar los datos de forma inteligente, así como de tomar las mejores decisiones para la producción.

AER- Siendo líderes en el mercado de la robótica europea, ¿Cuál es el peso del I+D en el planteamiento empresarial de Robotnik?

RG-Junto con Software, es el departamento más importante de la empresa. La inversión continua en I+D es lo que nos ayuda a desarrollar y mejorar nuestros productos, que a su vez tienen un componente principal de software, por lo que estos dos departamentos son necesariamente los más relevantes de la empresa.

La participación en proyectos de I+D apoyados por la Unión Europea nos permite, además, mantenernos en la vanguardia tecnológica y estar en contacto con otras empresas y centros de investigación punteros. Este contacto con otras entidades de investigación y empresas nos enriquece mutuamente y conlleva otros beneficios a nivel de conocimiento, que es al final el mayor valor de la empresa.

El equipo de Robotnik

AER- El año pasado vio la luz el Warehouse Robot Lab, enfocado a conocer y realizar pruebas con el sistema de programación de software ROS, para personas con un previo conocimiento de la materia. ¿Por qué este framework es tan importante para Robotnik?

RG-Robotnik es pionero en Europa en la utilización de ROS en productos industriales. Trabajábamos entonces en Player-Stage y, cuando la comunidad de desarrolladores migró a ROS, nosotros lo hicimos con ellos. Nuestros primeros brazos modulares funcionaron con la distribución boxturtle de ROS, la primera de Willow-Garage. Actualmente, este framework es el estándar de la robótica de servicio y es una ventaja competitiva que toda nuestra arquitectura software (más de 500 paquetes incluyendo los entornos de simulación) funcione sobre ROS/ROS2.

AER- ¿Desarrolláis otras opciones educativas para quienes aún no se han iniciado en robótica?

RG-Toda la formación en ROS la dirigimos a nuestro partner The Construct.

AER- ¿Cómo puede Robotnik contribuir al desarrollo de la Industria 4.0? ¿Ganará peso la customización de robots?

RG-Robotnik contribuye a la Industria 4.0 suministrando robots y manipuladores móviles conectados y seguirá haciéndolo gracias al incremento de la conectividad, así como a las capacidades en el cloud.

AER- ¿Cuáles son los proyectos a medio plazo en la sede valenciana? ¿Se prevé una potenciación aún mayor del mercado internacional?

RG-Actualmente vendemos fuera de España el 80% de nuestro producto y pensamos que la tendencia va a ser que este porcentaje siga creciendo. Respecto a la sede, nos trasladamos a nuestras nuevas instalaciones en marzo de este mismo año y aquí disponemos de 7.000 m2. Estamos trabajando en mejorar nuestra capacidad de producción para incrementar nuestra competitividad en el entorno global.

AER- El refuerzo de la presencia a nivel mundial pasa por la asistencia a eventos de gran calado, como los próximos ROSCon o IROS, que tendrán lugar en Tokio. ¿Qué puede aportar Robotnik en este tipo de conferencias?

RG-A estas conferencias se asiste tanto para aportar como para ver otros desarrollos y resultados de I+D, tanto de empresas como de centros de investigación. Robotnik contribuye a este evento como sponsor, como expositor y, ocasionalmente, también presentando el resultado de nuestro trabajo que, en general, son casos que pensamos que pueden ser útiles para la comunidad.

AER- Para concluir, ¿cómo valoras la experiencia de Robotnik como asociada AER?

RG-En su conjunto, la experiencia es buena. Creo que la AER ha hecho un esfuerzo para adaptarse a las necesidades de las empresas de robótica de servicio y también a las de las pymes, por lo que pienso que en estos momentos representa de forma útil los intereses de las empresas de robótica de España.


robotica de servicio

Ejemplos de robótica de servicio

Actualmente, la robótica de servicio se presenta como una ayuda para que las empresas mejoren su competitividad y su capacidad de producción e innovación.

En este artículo se aborda el uso de los robots de servicio, del robot as a service (RaaS) o algunos datos de interés sobre el mercado de robots de servicio que ofrece el IFR Service Robots Group (IFR: Federación Internacional de Robótica).

Además, se recoge el artículo de Roberto Guzmán, CEO de Robotnik, publicado el pasado 5 de julio en Harvard Deusto. El socio fundador de Robotnik aporta su visión sobre la robótica de servicio actual, área de trabajo principal de la empresa. Es el caso de la Inteligencia Artificial como habilitador de la robótica de servicio y su introducción en el mercado.

¿Qué es un robot de servicio?

Un robot de servicio es el que “realiza tareas útiles para las personas o los equipos, excluyendo las aplicaciones de automatización industrial” (IFR).

Según el informe World Robotics – Service Robots de 2021, generado y publicado por el IFR stadistica department, el mercado de los robots de servicio profesionales creció en 2020 un 12%, pasando de un volumen de negocio de muestra de 6.000 a 6.700 millones de dólares. El mismo IFR clasifica a los AMR como robots de servicio, utilizados a menudo en entornos industriales.

Robotnik lleva 20 años dedicado al desarrollo, fabricación y comercialización de robótica de servicio, concretamente de robots y manipuladores móviles autónomos.

RB-THERON

Los robots de servicio pueden operar en diferentes sectores y escenarios, según sus especificaciones técnicas: agricultura de exterior, en intralogística en un almacén, en inspección de túneles o logística dentro de un hospital. En Wikipedia aparece como ejemplo uno de los primeros robots de servicio de Robotnik, trabajando en un hospital público de Valencia.

¿Sabías que uno de cada tres robots de servicio profesional vendidos en 2020 fue construido para el transporte de mercancías o carga?

Las soluciones de robótica móvil ya están consolidadas para el transporte y la logística. En 2020 se vendieron más de 43.500 unidades (+33%).

RaaS – Robot as a Service-
No es lo mismo la robótica de servicio que el Robot as a Service – RaaS.

Robot as a service ha adquirido cierta popularidad en los últimos años. Se trata de un modelo de negocio en el que un usuario final paga durante un tiempo por el uso del robot, pero no lo adquiere definitivamente. Es decir: paga por un servicio; en este caso, por un servicio robótico. A pesar del reciente auge, el RaaS representa menos del 3% dentro de las 43.500 unidades nombradas anteriormente.

rb-robout

Una ventaja de la RaaS es que puede servir para reducir la barrera de entrada para la automatización de tareas en algunas empresas que se muestran más reticentes. Un inconveniente es que, en realidad, para la mayoría de las aplicaciones, no se ofertan modelos de negocio RaaS.

De robótica de servicio y algunas de las últimas tecnologías que envuelven al sector, va el siguiente artículo:

Artículo de Roberto Guzmán, CEO de Robotnik. Harvard Deusto.

Robots de servicio: hacia arquitecturas más complejas

La robótica y la IA son dos áreas de conocimiento diferenciadas. Un robot puede funcionar haciendo uso o no de la IA, pero la IA es un habilitador para la introducción en el mercado de robots de servicio, aquellos que desarrollan tareas útiles para humanos o equipamiento, excluyendo las aplicaciones de automatización industrial.

La llegada de los nuevos estándares (5G/6G) implica múltiples beneficios para los robots de servicio y el uso de servicios disponibles en el cloud/edge. Entre estos servicios va a haber funcionalidades de IA que van a ser compartidas entre un número elevado de robots. Éstas permitirán mejorar la base de conocimiento (alimentada por múltiples robots) y descargar computación en el cloud/edge.

Funcionalidades como el reconocimiento de objetos y grasping (bin picking), reconocimiento de personas o procesamiento del lenguaje, se ejecutarán como servicios de IA en el cloud/edge, estandarizando las funciones de los robots y manipuladores móviles de servicio.

summit-xl

Los sistemas de IA mencionados son verticales y están enfocados hacia un único problema: identificar objetos, identificar palabras y frases, decidir formas de agarrar un objeto, generar trayectorias… Estos sistemas evolucionarán hacia otros con arquitecturas más completas, capaces de gestionar problemas más horizontales como abrir puertas, ensamblar kits de montaje o limpiar estancias. Progresivamente, estas arquitecturas tendrán una inteligencia suficiente para alcanzar cierta autonomía, resolver nuevos problemas de diferentes dominios y desarrollar tareas complejas sin una programación previa.

Con el tiempo estas arquitecturas serán más inteligentes que las personas. Es posible que alcanzado determinado nivel, la IA escape a nuestro control, aunque también podrían establecerse límites que garanticen un uso apropiado y seguro. En el medio plazo, servirá para que los robots de servicio nos releven de trabajos repetitivos, duros o peligrosos.

Roberto Guzmán Diana
CEO de Robotnik

El mercado de robótica de servicio y las tecnologías adyacentes están en un constante ‘work in progress’. El desarrollo de la digitalización, las tecnologías en la nube, el 5G y la Inteligencia Artificial, concretamente en el aprendizaje automático, suponen un impulso para la robótica de servicio y concretamente, en la robótica móvil autónoma y colaborativa.

Tal y como dice Roberto Guzmán, el corto y medio plazo de la robótica de servicio es ejecutar las tareas más tediosas, peligrosas o repetitivas.


rb-vogui

Uso y aplicaciones de la Inteligencia Artificial en robótica

Al unir los conceptos robótica e Inteligencia Artificial, la primera imagen sugerida es la de los humanoides de tantas películas y libros. Pero más allá de lo hollywoodense, la IA supone una revolución para la industria.

La IA está cambiando la forma de hacer casi todo en prácticamente en todos los sectores. Desde la industria del cine o las finanzas hasta el e-commerce y los procesos de fabricación.

¿Cuáles son sus límites? ¿En qué punto de desarrollo se encuentra? ¿Cuál es la relación entre robótica e inteligencia artificial?

A pesar de que todavía hay camino por avanzar, la Inteligencia Artificial aplicada a la robótica móvil ya ha superado la fase piloto y se encuentra en un punto de madurez relativamente sólido, de modo que esta tecnología se prevé que vivirá un punto álgido en los próximos años.

Inteligencia Artificial en robótica

Una cosa es la inteligencia artificial, otra es la robótica y otra es un robot con inteligencia artificial. Y otra cosa es un robot móvil con inteligencia artificial. 

La IA es una de las tecnologías que más impulso ha supuesto para la robótica móvil y la automatización. Se trata de que un AMR sea capaz de tomar decisiones eficaces y flexibles en tiempo real.

La inteligencia artificial aplicada a la robótica ofrece una forma nueva en que los robots (software) ejecutan las órdenes o tareas que se le encargan.

No es lo mismo un software de IA que un programa o aplicación informática. Con un programa, el robot no piensa por sí mismo, sino que cumple ciertas órdenes combinando un conjunto de instrucciones que se han definido previamente.

¿Cómo funciona un robot con IA?

Cuando un robot integra algoritmos de IA, no necesita recibir órdenes para tomar una decisión, sino que es capaz de trabajar por sí mismo tras haber superado una fase de ‘entrenamiento’ o ensayo-error. Gracias al Machine Learning o aprendizaje automático, el robot es capaz de aprender, resolver, comprender, razonar o reaccionar de forma óptica.

La mayoría de los robots no son inteligentes, pero en 2022 las empresas ya no solo buscan automatizar ciertos procesos, sino que apuestan por la automatización inteligente. En muchos casos ya no basta con un robot capaz de transportar peso: hay una clara tendencia hacia robots móviles y autónomos capaces de recopilar, procesar y gestionar los datos de forma inteligente, y tomar las mejores decisiones en cuanto a la fabricación o producción.

Esto explica el aumento de AMR trabajando en nuevos entornos como la construcción o la medicina, y realizando nuevas tareas como inspección, mantenimiento o rescate.

Ejemplo de aplicación de robótica móvil e IA

Las ventajas de la unión entre inteligencia artificial y robots para aplicaciones industriales ya las están viendo numerosas fábricas.

Un almacén es un espacio dinámico, cambiante. Los robots y manipuladores móviles de Robotnik, al integrar algoritmos de IA, son capaces de navegar de forma autónoma y tomar decisiones en tiempo real adaptándose a los imprevistos.

El AMR cuenta con un aprendizaje automatizado, ‘entrenado’ previamente para adquirir conocimientos y patrones que le permitan predecir y recalcular funciones, tareas o rutas.

Inteligencia Artificial, robots y PYMEs

Que las grandes corporaciones invierten ya en robótica e Inteligencia Artificial es un hecho. Pero, ¿Cuál es la situación de las PYMEs en relación a esta tecnología?

Las fábricas e industrias de tamaño medio están utilizando inteligencia artificial principalmente para gestionar la cadena de suministro, para optimizar ciertos procesos de fabricación, integrar el mantenimiento predictivo o para agilizar inventario.

Sin embargo, todavía existen retos que superar en este sentido. Uno de los principales problemas es sin duda que, para integrar IA en la industria, se requiere de personal especializado. Sigue habiendo una brecha entre la comunidad especializada en IA y el personal trabajador en la industria.

Robotnik está implicado en varios proyectos de I+D relacionados con robótica e Inteligencia Artificial que trabajan para solventar esta brecha y acercar perfiles, de modo que también las pymes puedan beneficiarse de esta tecnología, sin necesidad de tener en plantilla personal especializado en ella. Un ejemplo de ello es INMERBOT, proyecto que aúna IA y sistemas multirobóticos para aplicaciones de inspección y mantenimiento en entornos inmersivos.

IA descentralizada

La necesidad de dispositivos con la potencia computacional adecuada para la complicada arquitectura que requiere la Inteligencia Artificial, ha derivado en un proceso natural de transición hacia modelos descentralizados de muchas de las tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial.

Se trata de IA ejecutada en un dispositivo local, redes blockchain o Kubernetes, de modo que el proceso de datos y recursos sea más ágil, rápido y seguro.

La importancia de los sistemas descentralizados de IA radica en el aumento de la protección de los datos y del ancho de banda.

La IA descentralizada tiene un gran potencial en cuanto a la autonomía de los AMR y las mejoras que esto implica para la producción en un entorno logístico automatizado.

La Inteligencia Artificial no ha llegado ni mucho menos a su punto más alto, pero el trabajo conjunto entre sector académico, ingenierías y tejido empresarial hace que el state-of-the-art de esta tecnología avance rápidamente.

Puede contactar con el equipo de Robotnik para consultar lo que la robótica móvil con Inteligencia Artificial puede hacer por su negocio.


alessandro di fava

Alessandro Di Fava nos da las claves de la robótica en I+D

Uno de los valores competitivos de Robotnik es su larga trayectoria no solo como fabricante de robótica móvil, sino también como parte de más de 60 proyectos europeos de investigación y desarrollo en robótica.

Los robots y manipuladores móviles de la empresa española tienen un rol principal dentro de diversos proyectos enfocados a distintos sectores: inspección, logística, agricultura, sanidad o emergencias y rescate entre otros.

De innovación tecnológica, de lo que estos proyectos aportan al sector de la robótica y otras novedades, habla en esta entrevista Alessandro di Fava, director de proyectos en Robotnik.

Los proyectos de I+D en robótica son un campo particular. ¿Por qué Robotnik participa en proyectos de I+D? Veamos qué pueden aportar proyectos de I+D como los europeos al sector de la robótica y a la sociedad en general.


ADF:  Me llamo Alessandro Di Fava, soy director de proyectos en Robotnik.

Alessandro Di Fava

Actualmente participo en 4 proyectos europeos que forman parte del programa Horizonte 2020: 5G-ERA, ODIN, BACCHUS y PROMEN-AID.

Dentro de esos proyectos, nuestro objetivo es proporcionar robots móviles y también desarrollar algunas tecnologías mejoradas que aumenten nuestras aplicaciones de AMR. Me refiero, por ejemplo, al uso de la inteligencia artificial en la robótica o a los robots y el 5G.

5G y robótica

ADF: El 5G aporta mejoras en las comunicaciones entre diferentes dispositivos. Una de ellas es la posibilidad de ejecutar funciones específicas en la propia red, reduciendo problemas como el retraso o la latencia.

Sé que suena a términos muy técnicos, pero en realidad se puede entender con ejemplos sencillos. El 5G y la robótica aportan muchas posibilidades nuevas para distintas áreas.

Hasta ahora, cuando tienes que comunicarte entre dispositivos con las comunicaciones existentes (inalámbricas, 4G, etc.), en muchos casos la información no llega a tiempo.
Imagina que un equipo de bomberos tiene que controlar un robot en tiempo real en una situación de emergencia, por ejemplo. Necesitan información rápida para tomar decisiones rápidas, ya que el éxito de la misión depende en parte de que no haya retrasos en la comunicación.

También puedo contar que Robotnik ya está comercializando los primeros robots 5G.

¿Qué implica el 5G para los robots?

Como dice Alessandro, para los robots colaborativos, el 5G ofrece un marco que nos permitirá hacer avances significativos basados principalmente en 3 aspectos: baja latencia, M2M (comunicación masiva entre máquinas remotas) e IoT.
Todas las tecnologías disruptivas -la IA, el IoT o la realidad aumentada- se potencian ahora con la implementación de una conexión 5G.

Robots 5G:

  • Ancho de banda elevado: necesario para los streams de datos, vídeo y audio, tanto para el telecontrol como para el procesamiento en la nube o el Edge.
  • Baja latencia y latencia garantizada: esto abre la posibilidad de teleoperación (y telepresencia) a niveles antes imposibles. También permite el control centralizado de la flota, reduciendo las necesidades computacionales de los robots.
  • Computación en la nube: el robot no tiene por qué tener grandes capacidades de procesamiento, puede basarse en algoritmos de IA o en el procesamiento de sensores en la nube, lo que permite un producto más barato, versátil y fácil de instalar, más barato y con menor consumo de energía.
  • Teleoperación mucho más fluida y de mayor calidad.

Este desarrollo supone un gran impulso para la automatización inteligente. En el camino hacia las fábricas inteligentes, la conexión 5G integrada en las plataformas móviles de Robotnik abre un abanico de posibilidades sin precedentes en los entornos de producción: interconexión entre robots y réplicas con el gemelo digital, mayor personalización de las aplicaciones, computación en la nube o mayor uso de sistemas de Inteligencia Artificial.

¿Cuál cree que es el principal beneficio para una empresa de robótica de participar en proyectos de I+D?

ADF:  Fabricamos robots móviles de interior o exterior que pueden ser utilizados en diferentes sectores: agricultura, sanidad, inspección y vigilancia, logística… y nosotros, como empresa con 20 años de experiencia en el sector, debemos dar garantías a nuestros clientes. Garantías de que nuestros robots móviles han sido efectivamente probados y operarán como se espera de ellos en un entorno específico, compartiendo a menudo tareas con los humanos.

En esos proyectos europeos de I+D en robótica podemos probar algunas aplicaciones con todos los escenarios e infraestructuras que te ofrece un gran proyecto y luego, tras los 2, 3 o más años de duración de cada proyecto, puedes ir al cliente y decirle: okey, ese robot móvil está disponible para tal o cual aplicación en tal o cual sector. Por eso, la participación en este tipo de proyectos aporta beneficios a los proveedores de robótica, pero también a los clientes finales y usuarios finales.

Imaginemos un caso de uso en un hospital. Hasta ahora, el personal de enfermería realiza tareas generales que no son específicas del puesto que ocupan y en cambio consumen mucho tiempo: llevar material, papeles o documentos de un lado a otro del hospital. Esto supone menos tiempo para realizar su trabajo.

AMR de Robotnik trabajando en proyectos I+D

Algunos de nuestros AMR, como el RB-1 BASE o el RB-THERON, trabajan en hospitales y realizan este tipo de tareas logísticas.

Pero, ¿cómo hemos llegado a verificar que estos robots son seguros para trabajar con personas dentro de un hospital?

Robotnik como empresa tiene que demostrar que es posible que nuestros AMR trabajen con seguridad dentro de los hospitales… nosotros desarrollamos los robots móviles necesarios, integramos la tecnología requerida, etc. Pero no tenemos un hospital con pacientes para hacer las demos necesarias.
Así que H2020 nos da la oportunidad de probar y mejorar las aplicaciones en escenarios reales.
Esta es una de las principales ventajas de participar en grandes proyectos de I+D: trabajamos con varios socios y cada uno de nosotros contribuye de forma diferente, lo que hace posible un marco experimental real que de otro modo sería imposible.

Alessandro di Fava cuenta con más de 10 años de experiencia en el campo de la robótica. Comenzó su doctorado en la Scuola Superiore Sant’Anna con sede en Pisa (Italia), y continuó con experiencias laborales en dos empresas proveedoras de plataformas de servicios de robótica en España. He participado en varios proyectos de investigación e innovación financiados por la UE en colaboración con un consorcio de universidades europeas y socios industriales. Actualmente, es director de proyectos de I+D en Robotnik.