Actualmente, la robótica de servicio se presenta como una ayuda para que las empresas mejoren su competitividad y su capacidad de producción e innovación.

En este artículo se aborda el uso de los robots de servicio, del robot as a service (RaaS) o algunos datos de interés sobre el mercado de robots de servicio que ofrece el IFR Service Robots Group (IFR: Federación Internacional de Robótica).

Además, se recoge el artículo de Roberto Guzmán, CEO de Robotnik, publicado el pasado 5 de julio en Harvard Deusto. El socio fundador de Robotnik aporta su visión sobre la robótica de servicio actual, área de trabajo principal de la empresa. Es el caso de la Inteligencia Artificial como habilitador de la robótica de servicio y su introducción en el mercado.

¿Qué es un robot de servicio?

Un robot de servicio es el que “realiza tareas útiles para las personas o los equipos, excluyendo las aplicaciones de automatización industrial” (IFR).

Según el informe World Robotics – Service Robots de 2021, generado y publicado por el IFR stadistica department, el mercado de los robots de servicio profesionales creció en 2020 un 12%, pasando de un volumen de negocio de muestra de 6.000 a 6.700 millones de dólares. El mismo IFR clasifica a los AMR como robots de servicio, utilizados a menudo en entornos industriales.

Robotnik lleva 20 años dedicado al desarrollo, fabricación y comercialización de robótica de servicio, concretamente de robots y manipuladores móviles autónomos.

RB-THERON

Los robots de servicio pueden operar en diferentes sectores y escenarios, según sus especificaciones técnicas: agricultura de exterior, en intralogística en un almacén, en inspección de túneles o logística dentro de un hospital. En Wikipedia aparece como ejemplo uno de los primeros robots de servicio de Robotnik, trabajando en un hospital público de Valencia.

¿Sabías que uno de cada tres robots de servicio profesional vendidos en 2020 fue construido para el transporte de mercancías o carga?

Las soluciones de robótica móvil ya están consolidadas para el transporte y la logística. En 2020 se vendieron más de 43.500 unidades (+33%).

RaaS – Robot as a Service-
No es lo mismo la robótica de servicio que el Robot as a Service – RaaS.

Robot as a service ha adquirido cierta popularidad en los últimos años. Se trata de un modelo de negocio en el que un usuario final paga durante un tiempo por el uso del robot, pero no lo adquiere definitivamente. Es decir: paga por un servicio; en este caso, por un servicio robótico. A pesar del reciente auge, el RaaS representa menos del 3% dentro de las 43.500 unidades nombradas anteriormente.

rb-robout

Una ventaja de la RaaS es que puede servir para reducir la barrera de entrada para la automatización de tareas en algunas empresas que se muestran más reticentes. Un inconveniente es que, en realidad, para la mayoría de las aplicaciones, no se ofertan modelos de negocio RaaS.

De robótica de servicio y algunas de las últimas tecnologías que envuelven al sector, va el siguiente artículo:

Artículo de Roberto Guzmán, CEO de Robotnik. Harvard Deusto.

Robots de servicio: hacia arquitecturas más complejas

La robótica y la IA son dos áreas de conocimiento diferenciadas. Un robot puede funcionar haciendo uso o no de la IA, pero la IA es un habilitador para la introducción en el mercado de robots de servicio, aquellos que desarrollan tareas útiles para humanos o equipamiento, excluyendo las aplicaciones de automatización industrial.

La llegada de los nuevos estándares (5G/6G) implica múltiples beneficios para los robots de servicio y el uso de servicios disponibles en el cloud/edge. Entre estos servicios va a haber funcionalidades de IA que van a ser compartidas entre un número elevado de robots. Éstas permitirán mejorar la base de conocimiento (alimentada por múltiples robots) y descargar computación en el cloud/edge.

Funcionalidades como el reconocimiento de objetos y grasping (bin picking), reconocimiento de personas o procesamiento del lenguaje, se ejecutarán como servicios de IA en el cloud/edge, estandarizando las funciones de los robots y manipuladores móviles de servicio.

summit-xl

Los sistemas de IA mencionados son verticales y están enfocados hacia un único problema: identificar objetos, identificar palabras y frases, decidir formas de agarrar un objeto, generar trayectorias… Estos sistemas evolucionarán hacia otros con arquitecturas más completas, capaces de gestionar problemas más horizontales como abrir puertas, ensamblar kits de montaje o limpiar estancias. Progresivamente, estas arquitecturas tendrán una inteligencia suficiente para alcanzar cierta autonomía, resolver nuevos problemas de diferentes dominios y desarrollar tareas complejas sin una programación previa.

Con el tiempo estas arquitecturas serán más inteligentes que las personas. Es posible que alcanzado determinado nivel, la IA escape a nuestro control, aunque también podrían establecerse límites que garanticen un uso apropiado y seguro. En el medio plazo, servirá para que los robots de servicio nos releven de trabajos repetitivos, duros o peligrosos.

Roberto Guzmán Diana
CEO de Robotnik

El mercado de robótica de servicio y las tecnologías adyacentes están en un constante ‘work in progress’. El desarrollo de la digitalización, las tecnologías en la nube, el 5G y la Inteligencia Artificial, concretamente en el aprendizaje automático, suponen un impulso para la robótica de servicio y concretamente, en la robótica móvil autónoma y colaborativa.

Tal y como dice Roberto Guzmán, el corto y medio plazo de la robótica de servicio es ejecutar las tareas más tediosas, peligrosas o repetitivas.