Bots2ReC, extracción robótica de fibras de amianto en edificios

Europa ha pagado un alto precio por el amianto, con más de cien mil muertes relacionadas con esta sustancia. Los trabajadores del sector de la construcción están al frente de la lucha por la descontaminación de amianto de edificios y pronto podrían contar con una ayuda en forma de un sistema robótico guiado por inteligencia artificial (IA).

La evolución constante y polifacética de la sociedad ha dejado intactas muy pocas industrias. En la mayoría de los sectores, se ha evolucionado hacia una mayor automatización. La mayoría, pero no todos. Un sector inamovible se ha mantenido fiel a sus costumbres: el sector de la construcción. Durante los últimos doscientos años, los trabajadores han realizado con sus propias manos las mismas tareas repetitivas, estandarizadas y físicamente extenuantes. Pero esta situación podría cambiar muy pronto gracias a proyectos como Bots2ReC (Robots to Re-Construction). La idea que subyace a Bots2ReC es sencilla: algunas tareas son demasiado peligrosas para que sean realizadas por personas, por lo que tiene más sentido que sean ejecutadas por máquinas. «Además de la exposición, algunos procesos o los materiales empleados en ellos, provocan riesgos para la salud en forma de polvo, vibraciones, ruido o sustancias tóxicas. Es precisamente para estas tareas para las que podríamos obtener grandes beneficios —y también demostrar el enorme potencial— de la automatización», comenta Tobias Haschke, coordinador del proyecto en nombre de RWTH Aachen University.

Adaptado a las necesidades del sector de la construcción

Para favorecer dicha automatización, el consorcio del proyecto primero tuvo que superar obstáculos relacionados con la naturaleza del sector de la construcción. Mientras que la mayoría de las industrias trabajan en un entorno definido, el sector de la construcción ha tenido que lidiar tradicionalmente con un entorno en constante cambio con normas y procedimientos diversos. Tal como Haschke explica: «La clave del éxito reside en el control técnico de este cambio continuo». Los avances recientes en la informática, los sistemas de almacenamiento y los sensores constituyeron los principales factores que espolearon al proyecto Bots2ReC. Estos permitieron la introducción de tecnologías. En un lapso de tres años, el equipo del proyecto desarrolló un sistema robótico capaz de gestionar la eliminación del amianto en las obras. «El robot gestiona la eliminación del amianto de manera integral y no solo pieza por pieza. Gracias a sus capacidades de IA, también está adaptado para su utilización en condiciones reales», comenta Haschke. «La IA combina un formato de datos sencillo y a medida para la representación del entorno con un complejo módulo de planificación. De esta manera, puede ofrecer un sistema escalable en términos de tamaño de la flota y se adapta automáticamente a los planos de planta disponibles». La mayoría de las pruebas de Bots2ReC se llevaron a cabo con un disco de esmerilado para representar el proceso real de eliminación del amianto. Esto ayudó al equipo a comprender y, a continuación, controlar los complejos mecanismos de esa interacción. Además, se evaluó la idoneidad del sistema para su uso en edificios de viviendas convencionales, y se probó en varios conjuntos de planos de planta y habitaciones. Los resultados son prometedores, con una accesibilidad básica que alcanza casi el 90 % de la superficie de las paredes de una vivienda convencional. Queda pendiente una comparación directa con el trabajo manual, que se llevará a cabo en la continuación del proyecto.

El mayor logro

“Para mí, nuestro mayor logro es el propio robot. Su diseño y modo de funcionamiento se adaptan a los requisitos del sector de la construcción, y su método de diseño es único. Esto queda patente en la altura de techo procesable de 3 m, que se combina a la vez con una carga útil del brazo de 20 kg y un suministro de energía continuo gracias a un sistema móvil y omnidireccional en tándem”, explica Haschke. El proyecto ya ha despertado el interés por parte del sector de la construcción, tanto por su sistema robótico completo como por sus componentes.

Aunque el proyecto Bots2ReC concluyó en noviembre de 2019, el equipo ha seguido investigando sobre los procesos de esmerilado, la lógica de planificación y la tecnología de radar. Ya existe demanda para estos, que deberían comercializarse en los próximos dos años. “Estamos especialmente orgullosos de los productos que se han descentralizado durante el proyecto y que ya están disponibles en forma de dos robots móviles, comercializados por Robotnik Automation (RB-2 BASE y Summit XL Steel), y varios sensores de radar mejorados, comercializados por indurad GmbH», señala Haschke. Gracias a su enfoque, Bots2ReC contribuirá a reducir los futuros problemas de salud de los trabajadores. No hay duda de que el coste de la tecnología será fácilmente contrarrestado por su alto beneficio social y eficiencia económica. Además, el proyecto podría adaptarse para eliminar otros productos peligrosos, como la pintura con plomo.


Robotnik e Itera colaboran en el desarrollo del proyecto "Symphony"

Investigación y desarrollo de sistema inteligente de gestión de tecnologías con capacidades multifuncionales para la mejora operativa en la industria, apoyado por la Agencia Valenciana de la Innovación.
El objetivo de este proyecto es el desarrollo de las tecnologías necesarias para disponer de robots y manipuladores móviles fáciles de integrar y utilizar. Estas tecnologías incluyen sistemas avanzados de localización de robots y operarios, sistemas de gestión y planificación de flota en la nube, así como nuevos sistemas de control de calidad y calibración de parámetros. Este proyecto ha sido apoyado por la AVI (Agencia Valenciana de la Innovación) y cuenta con la colaboración de los institutos tecnológicos Ai2 (Automática e Informática Industrial) e ITI (Instituto Tecnológico de Informática).

Robótica autónoma para implementar agricultura de precisión

En el marco del proyecto iDRONE, financiado por el IVACE, AINIA ha desarrollado un modelo demostrativo de agricultura de precisión basado en sensores de visión hiperespectral, en dispositivos de vuelo no tripulado (drones y robots autónomos) y en la aplicación de técnicas de Inteligencia Artificial y Big data analytics.

La aplicación de estas tecnologías avanzadas en las tareas del campo permitirá al agricultor aplicar tratamientos fitosanitarios a cada planta o cultivo según sus necesidades, o decidir el momento óptimo de recolección de manera selectiva, entre otras ventajas.

La aportación de Robotnik al proyecto es el robot autónomo Summit XL, personalizado con la correspondiente sensorización y que ha sido utilizado en diversos proyectos de I+D enfocados a la agricultura de precisión.

Más información:
Agricultura de precisión y drones para mejorar el rendimiento y la planificación de los cultivos.
Inteligencia artificial y drones para mejorar los cultivos.


Artículo en Robohub sobre el proyecto AIDE

Robohub se hace eco de los resultados del proyecto AIDE, el cual desarrolla una silla de ruedas automatizada con un brazo robótico de exoesqueleto para usar en el hogar. Así, las sillas de ruedas de la próxima generación podrían incorporar brazos robóticos controlados por el cerebro y motores adicionales rentables para ayudar a las personas con discapacidades a realizar tareas diarias o desplazarse por la ciudad con mayor facilidad. Además, utiliza inteligencia artificial para extraer información relevante del usuario, como su comportamiento, intenciones y estado emocional, y también analiza su entorno ambiental.

Puedes leer el artículo en inglés aquí.


¿Qué es SWARM Logistics Assistant?

SWARM Logistics Assistant surge del proyecto H2020 CPSwarm donde Robotnik participa aportando su conocimiento en el desarrollo de sistemas ciber-físicos o CPS (Cyber Phisical Systems). Robotnik tiene amplia experiencia en ROS, software que utilizan todos sus robots, así como en el software para la simulación. El proyecto cuenta con varias plataformas de Robotnik, las cuales trabajan de forma conjunta ayudando a los operarios en las tareas pesadas y repetitivas que se viven diariamente en un almacén.

Almacén con plataformas móviles robóticas

En paralelo a las tareas de asistencia, los robots realizan un escaneo del área de trabajo del almacén que sirve para actualizar la base de datos (por ejemplo, un mapa) en tiempo real.

Así mismo, los robots también recopilan información adicional relativa a aspectos comos la temperatura ambiente, la presencia de seres humanos, la detección de obstáculos en el camino, etc.

En el siguiente vídeo se puede ver la viabilidad y efectividad del proyecto:

 

 


DLR: Navegación y exploración en colmena para la localización de fuentes de gas con SUMMIT-XL

DLR demuestra en este video un sistema de navegación y una estrategia de exploración para un sistema de robot múltiple (varias unidades del SUMMIT-XL), con el objetivo de encontrar fuentes de gas desconocidas. El sistema se desarrolló en el Instituto de Comunicación y Navegación del Centro Aeroespacial Alemán (DLR). Este trabajo fue parcialmente apoyado por VALLES MARINERIS EXPLORER - una Iniciativa de la Administración del Espacio DLR.

Más información


El proyecto de Robotnik I-SUPPORT aparece en CORDIS

CORDIS, la plataforma on-line de información dedicada a las actividades europeas de investigación, desarrollo e innovación de la UE, ha publicado un artículo sobre el proyect I-SUPPORT en el que ha participado Robotnik.

Rafael López, responsable de I+D en Robotnik, dirigió el equipo de I-SUPPORT para desarrollar un sistema avanzado, seguro e independiente capaz de asistir a personas mayores en tareas como lavarse, frotarse, aclararse y llegar a partes del cuerpo de difícil acceso atendiendo a comandos sencillos de utilizar mediante voz y gestos.

Leer el artículo→

 


The Emerging Spring of Artificial Intelligence

Robotnik has a very long track record of participations in EU research projects. Since 2004 we are collaborating with different institutions and companies on the development of state-of-the-art robotic platforms for many different applications, such as border surveillance, firefighting, tunnel inspection or swarming behaviours.

The last EU research project, started on July 2018 and with a total duration of 36 months, means a new challenge for the company, since it is based on a joint collaboration between the European Commission and the Korean government (Ministry of Science, ICT and Future Planning, MSIP). Under such collaboration both European and Korean institutions and companies are taking part on a project called DECENTER: Decentralised technologies for orchestrated cloud-to-edge intelligence.

The emerging spring of Artificial Intelligence (AI) will enable innovative applications exploiting the myriad of connected sensors and appliances embedded in every corner of modern life. Currently, AI requires high computational resources only available in high-performance data centres; therefore, realizing an architecture capable of securely processing this unprecedented amount of remotely sensed and potentially sensitive data, as well as conveying timely responses to pervasive configurable actuators is a non-trivial endeavour, requiring the cooperation of multiple parties. To address these challenges, DECENTER aims to realise a robust Fog Computing platform, covering the whole Cloud-to-Things Continuum, that will provide AI application-aware orchestration and provisioning of resources. The project will enrich existing Cloud and IoT solutions with advanced capabilities to abstract features and process data closer to where it is produced. DECENTER will enable a collaborative environment in which multiple stakeholders (Cloud and IoT providers) can securely share and harmoniously manage resources, in dynamically created multi-cloud/edge, federated environments. Cross-border infrastructure federation will be realized via Blockchain-based Smart Contracts defining customized Service Level Agreements, used to commit the execution of verified workloads across multiple, potentially remote, administrative domains.

Through such novelties, DECENTER will unlock the potential of innovative decentralised AI algorithms and models, by deploying them across multiple tiers of the infrastructure and federated clouds. The project will follow a lean implementation methodology and validate its concept with real-world pilots executed in urban, industrial and home environments.

Within DECENTER, Robotnik will develop a logistic use case, that will test a new, cost-effective, robotic indoor transport solution that will be specially suited for warehouses and will automate the transport process and free workforce for tasks that entail higher added value. To this end, the use case will permit the incorporation of a swarm of RB1-BASE robots into the cloud/edge system services, allowing enhancing its functionality by the use of Edge Computing and a centralized Cloud.


​El proyecto europeo ​Bots2ReC​ ​lucha contra el amianto en edificios antiguos

 

Los robots Bots2Rec permitirán reducir tiempo y gasto, además de minimizar la exposición humana al amianto.

 

​El objetivo de ​Bots2ReC es validar un proceso para la eliminación automática de la contaminación por amianto en la rehabilitación de edificios.  Actualmente, el amianto está presente en multitud de edificios antiguos de toda Europa, a pesar de que hoy por hoy está prohibido por ser considerado tóxico. Para realizar esta labor de eliminación, se utiliza un manipulador robótico móvil dotado de herramientas abrasivas y de succión. Su implementación permitirá reducir el gasto y el tiempo invertido en el proceso así como minimizar la exposición humana a este material de construcción.

El proyecto cuenta con la participación de siete socios europeos, entre los que se encuentra Robotnik,  y se enmarca dentro del programa Horizonte 2020.

Prensa

https://www.lavanguardia.com/vida/20180711/45833031849/expertos-crean-un-robot-autonomo-para-desmantelar-estructuras-de-amianto.html

https://innovadores.larazon.es/es/not/un-robot-autonomo-para-desmantelar-estructuras-de-amianto


Robotnik ayuda a mejorar la autonomía de las personas con discapacidad a través del proyecto AIDE

El proyecto AIDE tiene por objetivo fundamental contribuir a la mejora de la interfaz usuario-tecnología para aumentar el grado de independencia del usuario.

Coordinado por el catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad Miguel Hernández (UMH), Nicolás García, y financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea, en él participan también nueve instituciones y empresas de Italia, Alemania, Gran Bretaña y España, entre ellas Robotnik, que ha colaborado diseñando y fabricando el robot móvil Summit-XL STEEL y que es la base de la silla de ruedas robotizada en la que se centra el proyecto.

Concretamente, se trata de una silla de ruedas que mediante sensores es capaz de desplazarse de forma autónoma o controlada por el usuario. La silla incorpora un exoesqueleto, un brazo robótico acoplado al brazo y la mano, el cual dispone de sensores que facilitan la movilidad al usuario posibilitándole agarrar y movilizar objetos.

La novedad de esta aplicación robótica es que permite a personas con diferentes grados de discapacidad recuperar movimientos para poder comer, beber y asearse, además de desplazarse y mejorar la comunicación con sus familiares y amigos, mediante la utilización de servicios estándar de Internet como correo electrónico, Skype, WhatsApp y redes sociales.

El sistema AIDE ha sido evaluado por 17 personas con distintos grados de discapacidad en la fundación Cedar en Belfast (Reino Unido) con excelentes resultados.