Guardian V5

Guardian V5 se sirve de arquitectura ROS y cuenta con nuevas prestaciones, adaptándose así a las nuevas exigencias del mercado

Robotnik presenta la nueva versión de su plataforma móvil Guardian

Robotnik Automation, empresa referente en el mercado de Robótica de Servicio, acaba de lanzar al mercado la nueva versión de su plataforma móvil Guardian. El nuevo robot autónomo de Robotnik, que ya se encuentra en su quinta versión, cuenta con nuevas capacidades y prestaciones. De ellas, cabe destacar su mayor velocidad, así como una mejorada combinación de ruedas y cadenas en su sistema de tracción, lo que le otorga mayor movilidad y versatibilidad. La nueva plataforma de Robotnik se sirve de la arquitectura ROS, beneficiándose de las ventajas de su código abierto.

Guardian V5, que dispone además de un chasis completamente renovado, se ajusta de esta forma a los nuevos requerimientos del mercado al que se dirige. La plataforma móvil de Robotnik está dirigida fundamentalmente al ámbito de la investigación y el desarrollo de aplicaciones reales. Entre sus ellas, se encuentra la navegación en exteriores e interiores que precisen alta movilidad; la búsqueda y desactivación de explosivos improvisados IEDD o armamentísticos EOD, la vigilancia y medición remota, así como la generación de mapas.

Guardian V5 es, sin duda, una excelente plataforma para todo ello ya que permite integrar múltiples sensores y accesorios, como láseres, cámaras, cabezales de estereovisión o unidades pan-tilt, entre otros. Es igualmente reseñable su capacidad de carga que alcanza los 100 kg.

Roberto Guzmán, CEO de Robotnik, explica que “Guardian V5 es la plataforma más robusta y versátil desarrollada por Robotnik hasta el momento. Se trata de un robot autónomo que se adapta perfectamente a las necesidades del mercado tecnológico”.


Guardians

Robotnik estuvo presente en la demostración práctica de los avances del experimento Guardians. Este proyecto esta dedicado al apoyo a unidades de bomberos en las tareas más peligrosas.
Esta prueba contó con la colaboración del Consorcio de Bomberos de Castellón, y se realizó en la Universidad Jaume I.