El centro tecnológico Eurecat y la empresa Robotnik han  desarrollado un robot terrestre altamente modular, autónomo y colaborativo pensado para el  transporte autónomo de materiales en los sectores de la industria y de la construcción, cuyo  diseño aporta un esquema avanzado de colaboración humano-robot. 

Desarrollado dentro del proyecto europeo COBOLLEAGUE, el robot está enfocado a la navegación  autónoma en entornos industriales exteriores, que se caracterizan por ser terrenos irregulares y  por tener una gran variedad de obstáculos estáticos y dinámicos. 

Se trata de una base móvil modular todoterreno de alta movilidad diseñada para el transporte de  cargas de hasta 200 Kg. Su diseño incluye recursos que permiten el seguimiento de personas, la  detección de gestos y el control basado en la voz.

El robot es capaz de generar un mapa de su entorno y localizarse y navegar en él de forma fiable  y segura, siendo capaz de realizar tareas de transporte entre plantas o tareas de transporte de  última milla. Además, este mapa sirve para identificar todos los obstáculos, así como posibles  acantilados y huecos por donde puede caer el robot o recopilar datos en entornos de la  construcción que luego se pueden usar junto con el sistema de modelado de información para la  edificación BIM (Building Information Modeling). 

Según Roberto Guzmán, CEO de Robotnik, “el proyecto COBOLLEAGUE pone de manifiesto, una  vez más, la utilidad de la robótica móvil para aplicaciones en las que se realizan tareas repetitivas,  en este caso, automatizando el transporte exterior en industria y construcción. Nuestra experiencia  de casi 20 años en robótica de servicio nos permite adaptar nuestros robots de propósito general  a diferentes verticales, pudiendo aportar soluciones móviles en una gran variedad de aplicaciones  y sectores”.  

En palabras del director de la Unidad de Robótica y Automatización de Eurecat, Daniel Serrano,  “tras más de una década de I+D en localización y navegación autónoma, en este proyecto hemos  logrado desarrollar una localización y mapeado en 3D que aprovecha el modelo del edificio extraído  directamente de BIM. Este proyecto demuestra el potencial de la aplicación de robots de servicios  en el sector de la construcción donde hay recorrido de futuro”. 

Dentro del proyecto, Robotnik ha sido responsable de la provisión de la solución mecatrónica y  del desarrollo del diseño conceptual, la seguridad y los factores humanos, así como de la  validación de casos de negocios y el compromiso industrial. Se ha desarrollado una nueva  configuración cinemática que dota de mayor movilidad a un chasis del robot RB-VOGUI y le  permite realizar tareas de transporte autónomo en entornos urbanos o en entornos poco  estructurados con terrenos difíciles. Se ha desarrollado un sistema de localización y navegación  láser 3D que ha demostrado funcionar de forma sólida, tanto en interiores como en exteriores.

Por su parte, Eurecat se ha encargado de desarrollar una interfaz basada en BIM (Building  Information Model) que procesa la información del edificio en 3D, añadiendo datos estructurales  a un sistema de localización y mapeo simultáneo (SLAM, por sus siglas en inglés), utilizado por  un robot móvil. Esto permite al robot acceder a un mapa 3D del modelo de referencia y determinar  su propia localización en el entorno de construcción, ahorrando tiempo y pudiendo realizar la  navegación autónoma a un destino, sin tener que haber explorado previamente el mapa. 

Además, la implementación de Eurecat permite realizar un seguimiento del estado de la  construcción y marcar las actualizaciones del modelo de referencia, una característica relevante  para la industria de la construcción. Eurecat también proporciona la integración de una interfaz  trabajador-robot multimodal, lo que permite que el robot siga a los trabajadores de forma  totalmente segura. 

COBOLLEAGUE ha sido apoyado por el proyecto ESMERA (European SMEs Robotics  Applications), en su convocatoria de soluciones robóticas a desafíos industriales. ESMERA es un  consorcio formado por cuatro centros tecnológicos (el Laboratorio para sistemas de fabricación  y automatización de la Universidad de Patras; el Commissariat à l’Énergie Atomique et aux  Énergies Alternatives; y la Fundación Tekniker y Technische Universität München), y tres partners  industriales (Blue Ocean Robotics; COMAU; y R.U. Robots). 

Vídeo demostrativo aquí.